Anillo de compromiso Channel de oro blanco y diamantes

SKU 111-022197

6.980,00 

Hay existencias

Anillo de compromiso de estilo infinito, realizado en oro blanco de 18 quilates y diamantes de 1,99 ct. en talla marquis.

 

Si necesitas ayuda con la talla de tu anillo, puedes consultar nuestra talla de anillo

Guia de talla

Sabemos lo importante que es recibir tus artículos cuanto antes, por eso, hacemos envíos de forma urgente en 24 – 48h hábiles.

Para más información haga clic aquí

¡Te ayudamos! Consultanos cualquier duda envíanos un email a [email protected] o llámanos a +34 956 28 12 40

Descripción

Los anillos son una joya que nos pueden hacer sentir especiales, elegantes, sofisticados, seguros y únicos. Esta pieza de alta joyería va más allá del valor de su gema o del metal noble con el que ha sido creada. Su valor se relaciona con lo sentimental, lo artístico y lo personal que este complemento puede tener para cada uno de nosotros. Es como si la joya nos conectara con una parte de nosotros mismos que no sabíamos que existía.

La confianza y seguridad que aporta un anillo puede estar relacionado con el hecho de saber que se está llevando un complemento valioso y hermoso, que hace destacar con elegancia y sofisticación. Incluso puede hacer que nuestra postura y nuestra forma de movernos brille de una forma más especial.

Los anillos pueden tener también un gran valor sentimental, ya que puede ser un regalo de alguien o para alguien especial o un anillo que haga recordar algún momento importante en nuestra vida. Puede ser un regalo de alguien especial o un recuerdo de un momento importante en tu vida. Llevarlo puede hacerte sentir conectada o conectado con esa persona o ese momento que te hace recordar lo especial que es para ti.

Además, un anillo de alta joyería es una obra de arte en sí misma. Puede tener detalles intrincados, una belleza sin igual. Este tipo de joyas hace apreciar su valor artístico y la habilidad que se necesitó para crearlo. Al llevarlo, puedes sentirte como si fueras parte de la historia de la joyería y de la moda.

Y es que llevar un anillo de alta joyería hace sentir especial, puesto que es probable que no haya otro anillo igual en el mundo, lo que significa que llevas algo verdaderamente único y especial. Esto puede hacer que te sientas más segura de ti misma y más cómoda siendo quien eres.

Recuerdo constante del amor

Los anillos de compromiso simbolizan la fidelidad de una pareja que afianzará su amor en un enlace nupcial. Aunque el estilo y diseño de este tipo de sortijas puede variar, lo que realmente importa es el significado y la intención que hay detrás del anillo.

Los anillos de compromiso pueden ser clásicos, como el solitario o las medias alianzas, o más actuales, como las infinitive. No obstante, cada uno de ellos reflejarán la personalidad y el estilo de la persona que lo porte, y recordará de forma constante el amor y el compromiso que una pareja se ha hecho mutuamente.

El anillo de compromiso simboliza la eternidad y la unión que se establece entre dos personas en ese momento especial. Representa el comienzo de una nueva etapa en la vida de la pareja, y se convierte en una muestra tangible del amor que se profesan el uno al otro. Símbolo muy especial, demuestra el amor y la lealtad que dos personas comparten y que durará para siempre.

La fascinación de los diamantes blancos

Los diamantes blancos son gemas únicas y fascinantes que se distinguen por su brillantez y transparencia. Al observarlos detenidamente, es posible apreciar su estructura cristalina, la cual refleja la luz de espectacular manera. A medida que se mueve, la piedra se transforma en un juego de luces y sombras que despierta una sensación de asombro y fascinación.

La sensación que transmite un diamante blanco es de pureza y elegancia, lo que lo convierte en un símbolo de distinción y refinamiento. Portarlo en una joya es un signo de estatus y buen gusto. Además, se asocia con el amor y la eternidad, lo que lo convierte en la elección perfecta para las joyas de compromiso y las bodas.

Su brillo y transparencia, así como su estructura cristalina, aportan un excepcional sentido de belleza y sofisticación a las joyas. Esta piedra preciosa, de alto valor y durabilidad, cautiva tan solo con su brillo y presencia.

Pureza y elegancia con oro blanco

El oro blanco es un metal precioso muy utilizado en la joyería debido a su color blanco plateado y su brillo intenso. Su tonalidad le da una sensación de pureza y elegancia, transmitiendo sofisticación y clase.

La elección del oro blanco en una joya se debe a su tonalidad plateada que combina perfectamente con diamantes y otras piedras preciosas, lo que le da un aspecto elegante y sofisticado a la joya. Además, su brillo intenso refleja la luz de una manera hermosa. Por ello es una excelente opción para joyas que complementen el atuendo de celebración especial.

Otra razón para elegir el oro blanco en una joya es su durabilidad y resistencia a la corrosión porque este tipo de metal es duradero, no se desgasta fácilmente y mantiene su brillo y belleza durante mucho tiempo. Del mismo modo, su color plateado y brillo intenso lo hacen perfecto para las joyas que buscan un toque moderno y refinado.

¿Cómo mantener el valor de las joyas?

Las joyas de alta joyería son verdaderas obras de arte que requieren cuidado y mantenimiento para mantener su belleza y valor con el paso del tiempo. Es importante tener en cuenta que el cuidado adecuado de estas no sólo afecta su apariencia, sino también a su durabilidad.

Lo primero que se debe tener en cuenta es que las joyas no deben ser expuestas a productos químicos o sustancias abrasivas, ya que pueden dañar el metal y las piedras preciosas. Por lo tanto, es recomendable no llevarlas puestas en situaciones donde estén expuestas a productos de limpieza, perfumes o productos químicos.

Además, se recomienda guardar las joyas en un lugar seguro, como en un joyero o caja fuerte, para protegerlas de arañazos y golpes. Es importante mantenerlas limpias y secas para evitar la acumulación de polvo y suciedad.

Se recomienda limpiar las joyas de oro con un paño suave y un poco de agua tibia. Asimismo, hay que evitar el uso de cepillos duros o cualquier otro material que pueda rayar el oro.

De igual modo, es recomendable llevarlas a un joyero profesional si se le quiere dar un mantenimiento regular, ya que estos expertos pueden comprobar la seguridad de los engastes y los cierres, y reparar cualquier daño antes de que se convierta en un problema mayor.

 

Información Adicional

Talla anillo

10, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20, 21, 8

SKU: 111-022197