Tipos de cierre de pendientes: comodidad y seguridad en estas joyas

Como se ha ido viendo a lo largo de la historia y en las diferentes culturas del mundo, los pendientes son una joya versátil y atemporal que puede realzar cualquier atuendo, así como estilizar nuestra belleza natural. Pero más allá del diseño y de los materiales, los tipos de cierre de pendientes juegan un papel fundamental tanto en la comodidad como en la seguridad de estas joyas.

Tipos de cierre de pendientes e1690022023985

Pensamos que se trata de un tema en el que debemos profundizar un poco más por si estás buscando unos pendientes para ti o para regalar, ya que, en muchas ocasiones, el tipo de cierre también se relaciona con el estilo, los gustos y preferencias de cada persona. Así que quédate con nosotros que te vamos a mostrar cuáles son los más habituales en el mundo de la alta joyería.

Cierre de gancho

Cierres de pendientes

Este tipo de cierre de pendientes es uno de los cierres más conocidos y clásicos. Además, algunas personas también lo conocen como cierre de gancho francés. Esta clase de cierre presenta una forma de gancho que se inserta en el lóbulo de la oreja. Los pendientes con cierre de gancho ofrecen comodidad y facilidad de uso, ya que se pueden poner y quitar con sencillez.

Sin embargo, hay que tener cuidado con los pendientes que tengan cierres de gancho, ya que pueden deslizarse y caer con mayor facilidad que otros tipos de cierres.

Cierre a presión

El cierre de presión, también llamado mariposa, es otro tipo común de cierre utilizado en diferentes pendientes. Consiste en un pasador delgado que se inserta en el lóbulo de la oreja y se asegura presionando con una pequeña pieza en forma de mariposa en la parte trasera. Este cierre proporciona mayor seguridad y sujeción, evitando que los pendientes se caigan de forma accidental. Los cierres de presión son ampliamente utilizados en una gran diversidad de pendientes, como por ejemplo, en los de perlas y diamantes, así como en joyas de extrema delicadeza y pequeñas.

Cierres de pendientes 1
Tipos de cierre de pendientes 2

Cierre de tuerca

El cierre de pendiente de tuerca o rosca es una opción recurrente para aquellas personas que desean una mayor seguridad en sus pendientes. Este tipo de cierre utiliza una tuerca que se enrosca en el pasador del pendiente para mantenerlo en su lugar. Aunque puede requerir un poco más de tiempo y paciencia para ponerlos y quitarlos, los cierres de tuerca son ideales para pendientes valiosos o de gran tamaño, ya que proporcionan una sujeción segura y reducen las posibilidades de pérdida. Además, son habituales en los pendientes de bebé por la seguridad que implica para ellos.

Cierres de pendientes 2

Omega

El tipo de cierre de pendientes omega es un estilo de cierre clásico y elegante. Se caracteriza por una forma curvada que se ajusta alrededor del lóbulo de la oreja. Los pendientes con cierre omega ofrecen una apariencia sofisticada y cómoda, ya que se cierran de forma segura y se mantienen en su lugar. Además, es fantástico para las personas que tienen orejas rajadas, puesto que les aportan una sujeción extra.

Es difícil que estos cierres se abran de forma accidental, por lo que evita en gran medida que los pendientes se pierdan sin que nos hayamos dado cuenta cuando los llevamos puestos. Este tipo de cierre de pendiente es comúnmente utilizado en pendientes colgantes o aros, añadiendo de este modo a las personas que lo llevan un toque de estilo y distinción a cualquier conjunto.

Cierres de pendientes 3
Tipos de cierre de pendientes 1

Cierre ballestilla

El cierre ballestilla tiene un un perno curvo que se ajusta a una palanca articulada. Es muy utilizado en pendientes que cuelgan ligeramente. Este cierre es uno de los más seguros, por su poca probabilidad a abrirse cuando se lleva puesto, y hace que los pendientes sean fáciles de poner y quitar.

Cierres de pendientes 4

Cierre de pala catalana

Este tipo de cierre de pendiente consta de una palanca articulada con un agujero que se ajusta al perno del pendiente. En el caso de que con su uso se afloje, se pueden llevar a un profesional para que los ajuste. Este tipo de cierre suele utilizarse más en los pendientes creados con materiales como el oro, la plata y las perlas, y en diseños muy tradicionales.

Cierres de pendientes 5

Cierre de barra o pala

Este cierre está diseñado para pendientes trepadores, es decir, los que recorren el lóbulo entero de la oreja, ajustándose a esta perfectamente. Son cierres muy cómodos y fáciles de poner y quitar.

Cierres de pendientes 6

Cierre de palillo cordobés

Es un tipo de pendiente muy común en los pendientes de corales de estilo andaluz. Se cierran por delante y por detrás del lóbulo de la oreja, por lo que son muy seguros y cómodos a la hora de poner y quitar.

Cierres de pendientes 7
Cierres de pendientes: más allá de la estética

La elección del tipo de cierre de pendientes es esencial para garantizar tanto la seguridad como la comodidad de quien los lleva. Más allá de la estética y del diseño, lo primero que debe considerarse es cómo se sentirá la persona al llevarlos. Los diversos cierres, como el de mariposa, gancho o presión, ofrecen diferentes niveles de sujeción y facilidad de uso.

Cada persona tiene preferencias únicas, y es fundamental que el cierre elegido le brinde la confianza necesaria para que los pendientes se luzcan con total comodidad. Porque apreciar la armonía entre belleza y funcionalidad es el arte que los joyeros dominan, asegurando que cada joya sea un placer para quien la lleva consigo, en cada ocasión especial o en el día a día. Por ello, esperamos que esta guía sobre los tipos de cierre de pendientes te ayuden a elegir aquellos que más te gustan, teniendo siempre en cuenta tu comodidad y la seguridad a la hora de llevarlos puestos.